11 octubre 2017

Harán avalúo del taller mecánico de Mexicana

Harán avalúo del taller mecánico de Mexicana

Antes de que finalice 2017, Banorte hará el avalúo del Centro de Mantenimiento de Aviones de Mexicana de Aviación (MRO), el activo más importante de la empresa que dejara de operar en agosto de 2010 por problemas de liquidez.

Se trata de una acción necesaria para llevar a cabo la liquidación de la aerolínea declarada en quiebra en abril de 2014, dijeron representantes de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA).

“El 3 y 4 de agosto el secretario de Trabajo y Previsión Social dijo que el avalúo iba a estar antes de que acabe el año . Lo debe hacer Banorte porque está dentro de las reglas de operación del fideicomiso y es uno de los dueños del MRO en conjunto con Bancomext, Invex y otros”, señaló Francisco Corona, secretario de prensa de ASPA.

Agregó que hay cuatro interesados en el adquirir del inmueble , no obstante ninguno aún seguro.

“Difícilmente alguien puede ofertar en firme . Será después del avalúo cuando sepamos si los interesados siguen o hay más”, añadió.

El MRO, en operación en el AICM, e s el activo más relevante de la firma , según la valuación hecha cuando entró en concurso mercantil.En ese tiempo se dijo que el valor de los activos por liquidar era de 2 mil millones de pesos , los cuales deben llegar al fideicomiso que busca beneficiar a los extrabajadores de la aerolínea.

¿Qué harán juntas Aeroméxico y Delta Air Lines? Viva Aerobus anuncia tres nuevas rutas de temporada Aeromar vende boletos a destinos nacionales… ¡en 100 pesos! Harán avalúo del taller mecánico de Mexicana
Con Información de El Financiero


¿Le ha llegado la hora a las low cost?

¿Le ha llegado la hora a las low cost?

Por:
Rosario Avilés
Los acontecimientos de las últimas semanas en materia de aerolíneas en Europa, muestran que el bajo costo está acusando problemas que podrían traer una nueva conformación en el sector de aerotransporte. Es pronto para saber por dónde discurrirá el futuro de este esquema, pero habrá que observar estos signos que dejan ver que se acabó la época dorada del low cost.
Las empresas Ryan Air (la pionera del low cost en Europa), Monarch, Air Berlin y Alitalia están ya en la debacle.
Sin embargo, en los cuatro casos se observa que el recurrir a la pauperización del ingreso de los trabajadores o el invocar tribunales ajenos –como es el caso de Ryan Air con Irlanda- ya no son garantía ni de salud financiera ni de inmunidad.
Hace años que la batalla contra Ryan Air se dirimía en los tribunales de la Unión Europea sin resultados claros. Fueron muchas las denuncias respecto a los muy bajos salarios de los trabajadores, el exceso temerario en el ahorro de combustible, los raquíticos entrenamientos de tripulaciones, la falta de atención a las regulaciones de protección a los pasajeros, más un largo etcétera que a veces motivaron la intervención de las diversas autoridades de Transporte y del Trabajo de España, Francia y otros países, ante Bruselas.
La gota que derramó el vaso ocurrió este verano, cuando Ryan Air tuvo que cancelar dos mil 100 vuelos que afectaron a 700 mil pasajeros, debido a una mala planeación en las vacaciones de sus pilotos. No obstante, desde abril se anunciaba la crisis, ya que la empresa anunció que dejaría de operar 25 de los 400 aviones de su flota entre noviembre del 2017 y marzo del 2018, con lo cual se cancelarían 34 rutas.
Aún más, dejar a los pasajeros varados sin ajustarse a los lineamientos de protección a los usuarios de la Unión Europea, la ha costado a la emblemática low cost irlandesa sanciones de las autoridades, a lo cual se suman demandas de los sindicatos de pilotos en España y Francia por los bajos salarios y el uso de los tribunales irlandeses para evadir la legislación laboral de la Unión Europea, todo lo cual implica prácticas anticompetitivas con el resto de las empresas aéreas europeas.
A este caso se suman las quiebras de Monarch, Air Berlin y Alitalia, y aun cuando sus condiciones no son idénticas, es palpable el hecho de que las variables externas pegan más fuerte cuando se trata de aerolíneas cuyo esquema se basa en el bajo costo, que en el resto de las empresas con mayores fortalezas.
Monarch es la primera víctima directa del Brexit. A la sobreoferta de asientos en el mercado europeo, se aúna la baja del precio del petróleo que ha motivado una guerra de tarifas, mientras que la depreciación de la libra esterlina dio el golpe de gracia a un modelo donde los pagos de combustible y renta de aviones están fijados en dólares.
De Air Berlin y Alitalia es evidente el perjuicio para las empresas que basan su competitividad en modelos rebasados. Aún no se sabe qué ocurrirá con Alitalia, pero de Air Berlín se dice que Lufthansa se quedará con parte de su flota y su mercado.
En estos y otros ejemplos recientes vemos cómo el modelo low cost está siendo alcanzado por las aerolíneas tradicionales, que ya ofrecen dentro de sus aviones un porcentaje de asientos baratos pero con muchas ventajas adicionales. No es el fin del bajo costo pero sí el inicio de una nueva configuración de los mercados.
Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables y resarcirle a los trabajadores su patrimonio.
Comenta y sígueme en Twitter: @charoaviles
E-mail: raviles0829@gmail.com

Interjet, ¿a la Mexicana?

Interjet, ¿a la Mexicana? Es preocupante para José Luís Garza el reciente reporte sobre aviación mexicana de HSBC Global Research que dirige Samir Assaf, donde califica de “riesgosa” la relación entre deuda y flujo en 8.9x veces. En contraste, dice el reporte, Aeroméxico que comanda Andrés Conesa tiene apalancamiento 5.1x veces y Volaris de Enrique Beltranena es de 5.2x, nivel similar al promedio de las aerolíneas latinoamericanas. Y ante la baja probabilidad de que Interjet –por su conformación de flota- amarre sociedad con American Airlines que dirige Doug Parker, HSBC sugiere inyectar capital y vender aviones y luego arrendarlos. Ojo: el alto endeudamiento provocó la caída de Mexicana en tiempos de Gastón Azcárraga.

Director de Borderless, implicado en contrabando

Fernando Ramos Casas fue cesado en 2001 por proteger negocios ilícitos

CUARTOSCURO.
CUARTOSCURO.


 
00:0200:0200:00
00:02


El principal accionista de Borderless Air Cargo ha estado bajo la lupa del gobierno federal y ha sido sancionado por la Administración Pública Federal; sin embargo, administra dos bodegas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que dejan ganancias millonarias a la quebrada Mexicana de Aviación.
Fernando Ramos Casas fue cesado a principios de la administración del presidente Vicente Fox y ahora los diputados federales exigen que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) intervenga para determinar el estatus financiero de los recintos fiscalizados 17 y 18 que se ubican en la zona de aduanas del AICM.
Un año después del triunfo de Fox, la Secretaría de Hacienda, en coordinación con el Cisen, puso en marcha una investigación contra al menos 33 agentes aduanales, de quienes se sospechaba eran operadores de contrabando. En ese momento, se detectó que estos agentes usaban documentación apócrifa y procesaban de manera irregular mercancía subvaluada, como bisutería, perfumes, relojes, entre otros y además se demostró que trabajaban con importadores y proveedores fantasmas.
En el caso de Fernando Ramos Casas, se le acusó que en su carácter de ex administrador central de Regulación del Despacho Aduanero protegía a su hermano Roberto, quien introducía por Ciudad Juárez ropa como maquila, pero era mercancía que ya estaba terminada y lista para su venta.
La maquila entra a México para su último proceso de confección y después retorna al país de origen para distribución y venta, sin embargo, en este caso, burlaban las leyes mexicanas para evitar contribuciones y pagos correspondientes.
Bajo esa lógica, el gobierno federal decidió cesar a este funcionario con el argumento de pérdida de confianza y así sucedió con más agentes aduanales.
Pese a estos antecedentes y ante la inminente quiebra de Mexicana de Aviación en 2011, Ramos Casas y esta aerolínea hicieron un negocio millonario que en ese momento no se dio a conocer: administrar dos bodegas federales ubicadas en el AICM.
Mexicana adquirió 70 por ciento del capital de Borderless Air Cargo y desde ese año –y pese a la quiebra financiera de la aerolínea— han obtenido ganancias por 200 millones de pesos anuales.
La empresa Borderless solicitó al actual gobierno fe- deral otorgar en definitiva la concesión de dichas bodegas, pero el Sistema de Administración Tributaria (SAT) pre- vé negarlos para ponerlos a remate o para otro concurso mercantil.
Por Francisco Nieto